Protección de un depósito de acero enterrado mediante protección catódica

Cuando un material se combina con el oxígeno, transformándose en óxidos más o menos complejos, se dice que experimenta una reacción de oxidación.

Cuando la oxidación se produce en un ambiente húmedo o en presencia de otras sustancias agresivas para un material en concreto, se denomina corrosión, y es mucho más peligrosa para la vida de los materiales que la oxidación simple, pues la capa de óxido no se deposita sobre el material, sino que se disuelve, acabando por desprenderse.

200px-electrc3b3lisisEn el cátodo de una pila galvánica se produce siempre una reacción de reducción, de manera que si la pieza que queremos proteger la situamos como cátodo, no sufrirá corrosión.

Si a dicha pieza se le “suministran electrones” de forma continua, su corrosión se detendrá.

 

El “suministro de electrones” se puede realizar de dos maneras:

  • Uniendo la pieza que se quiere proteger al polo positivo de una fuente de corriente continua externa. Este tipo de protección se denomina protección catódica por corriente impresa. El polo positivo de la fuente se conectará a un ánodo de consumible o a un electrodo inerte.

fig12_21a

  • Mediante un acoplamiento galvánico con otro material anódico respecto al acero. Este tipo de protección se denomina protección catódica por ánodo de sacrificio.

fig12_21b

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.